Nuestra Misión: Apoyar el arte, la educación y el medioambiente en Guatemala. 

Nuestra Visión: Construir una Guatemala más creativa, instruida, próspera y respetuosa con el medioambiente.

 El colegio Creceré fue uno de los proyectos iniciales de la Fundación Nuevas Raíces. Alumnas con la fundadora, Lissie Habie (centro)

El colegio Creceré fue uno de los proyectos iniciales de la Fundación Nuevas Raíces. Alumnas con la fundadora, Lissie Habie (centro)

 Diseños para un escultura en progreso de la residencia del artista Benvenuto Ch'ab'aq Jaay

Diseños para un escultura en progreso de la residencia del artista Benvenuto Ch'ab'aq Jaay

VALORES FUNDAMENTALES

La visión única de Lissie Habie y su enfoque a la educación y el arte son el cimiento de nuestros valores fundamentales y están comprometidos con los valores propios del contexto guatemalteco. 

COLECTIVO: La creencia en el valor del capital social. La habilidad de forjar conexiones y colaborar para causar un efecto a través de las redes, sociedades y sistemas.

EMPATÍA: El respeto por las diferencias. La habilidad de definir aquel «espacio de diferencia» y un respeto profundo por aquello que distingue y une a las personas.

HERENCIA: Honrar la memoria. La habilidad de investigar el pasado y conectar la historia con la vida contemporánea y la cultura.

SOSTENIBILIDAD: El compromiso con el futuro. La habilidad de construir una visión, destrezas y relaciones que perduren.

NUESTRA HISTORIA

Lissie Habie y Mitchell Denburg formaron una joven pareja de artistas con una pequeña familia cuando establecieron la Fundación Nuevas Raíces en La Antigua Guatemala en 1998. Habían viajado alrededor de Guatemala, habían visto mucho del mundo y sabían que deseaban devolver en alguna forma que combinara sus aspiraciones humani-tarias para crear iniciativas de sostenibilidad y de arte con base educativa y con orientación comunitaria.

Lissie nació en la ciudad de Guatemala en 1954 y creció en medio de las dificultades del Conflicto Armado Interno, por lo cual era sensible a la vasta pobreza, el analfabetismo y la falta de oportunidades que plagaron su país. En 1978 ayudó a una joven mujer de condición pobre llamada Juana Solís a continuar con su educación. Con el apoyo de Lissie, Juana logró sus metas y actualmente se desempeña como distinguida jurista en la Corte de Apelaciones de Guatemala.

Con el objetivo de crear desarrollo socioeconómico en Guatemala a través de la educación, el arte y la conser-vación ambiental, Lissie y Mitchell empezaron a trabajar inmediatamente en su primer proyecto, Creceré. Para el cual, construyeron un colegio dentro de su propiedad, brindando un hogar seguro y saludable a diez niñas de comunidades en situación de pobreza.

Su hija menor Jamie, también asistiría al mismo colegio y recibiría la misma educación bilingüe con enfoque crítico que sus “hermanas”.

Lissie y Mitchell vieron como sus niñas crecieron y se convirtieron en jovencitas independientes, educadas, creativas y motivadas a perseguir sus sueños. El éxito de Creceré los motivó a generar cambio a una mayor escala y nunca volvieron su vista atrás. De manera que, funda-ron proyectos para crear desarrollo socioeconómico a través de agricultura sostenible, reforestación e iniciativas de arte en algunas de las comunidades en mayor riesgo de Guatemala.

Lissie Habie falleció en el 2008 tras luchar contra el cáncer cerebral durante varios años.  Para honrar su vida e inigualable visión filantrópica, desde el 2013 la Fundación Nuevas Raíces otorga oportunidades para los artistas y apoya la educación a través del arte. Nuestro nuevo edificio, ubicado dentro de una fábrica de textiles artesanales, le ofrecerá programas culturales, oportunidades de residencia y espacios de exhibición y talleres a los artistas, curadores, educadores, académicos y a la comunidad local.